Give my vote back!

Something breaking through the layer of democratic paint

Lo que el Gürtel se llevó

with one comment

1.- Las ilusiones de algunos: de suceder a Camps, de suceder a Rajoy, de llegar a la Moncloa.

2.- La confianza de muchos. En que su partido desarrolle una oposición efectiva y plantee soluciones a sus problemas más acuciantes -el paro, el acceso a la vivienda, la educación-, en lugar de centrar todos sus esfuerzos en aprovechar o remendar su descomposición interna.

Camps ya no lucirá igual sus trajes

Camps ya no lucirá igual sus trajes

3.- La confianza de todos: en la justicia. Porque el clavo ardiendo del PP ha sido el de desprestigiar el poder judicial. Porque la politización de la justicia nunca había sido tan evidente.

4.- La desilusión de un país en la democracia y la clase política.

No eran sólo unos trajes, no es únicamente otro caso de financiación ilegal de partidos. Es la confirmación de que el caudillismo, el latifundio y el cortijo no son sólo asuntos rurales, sino que alcanzan las más altas instancias del poder estatal. La berlusconización de la política española, comenzando por la valenciana, es una amenaza que puede llegar a ser real, más aún cuando la única estrategia es la crispación gratuita. Cuando todas las instancias internacionales nos ponen a la cola del mundo desarrollado en la salida de la crisis, hemos demostrado tener también un serio problema de ética democrática.
No es casualidad que esa cultura tan española de acabar pronto y hacer menos, de enchufar al cuñado, al amigo y al vecino, de pedir comisión, de regalarle a la hija una talla 100 antes que la matrícula de una carrera, de romper la factura, de hacerlo por mis cojones, de medrar en política para forrarme o por el bien de la Obra, de llevarlos de putas para que firmen, nos esté pasando factura.

El tsunami Gürtel sólo puede tener algo bueno: que toda una generación de políticos que ya se glosan en la Wikipedia como el ejemplo más clamoroso de tomadura de pelo a la ciudadanos deje paso a otros que se tomen en serio su trabajo, aunque sólo sea por vergüenza.

Anuncios

Written by Desiree Garcia

octubre 20, 2009 a 3:42 pm

Publicado en Uncategorized

Tagged with , , ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Si bien tu dices que hay que confiar en la justicia, hay un principio que dice que una persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario.Basta ya de dejarnos guiar por los estereotipos de políticos corruptos.
    Quiero confiar en los políticos,que detrás de ellos hay algunos que tienen buenas intenciones y vocación de servir a los demás.Ya sea de un partido u otro la corrupción esta en todas partes incluido entre los periodistas.
    Un saludo y enhorabuena por tu página

    Patxi

    marzo 25, 2010 at 11:13 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: