Give my vote back!

Something breaking through the layer of democratic paint

3.000 periodistas, RIP

with 4 comments

Hoy son 16 periodistas de Público. Hace semanas, la redacción entera de Soitu, que anunció el cierre en su propia página. Colpisa, una agencia de noticias de referencia para la prensa regional, también ha tirado de plantilla para recortar gastos.

El goteo de despidos en medios no cesa desde hace un año. De hecho, estos nuevos feligreses del Inem no se cuentan entre los 3.000 periodistas que han perdido su trabajo desde noviembre de 2008, y que podrían chocarle los cinco -por no autocompadecerse y por aquello de la botella medio llena- a otros 5.000 compañeros de profesión en las colas del paro. Lo dice la FAPE, que no ha dejado de trabajar desde que puso en marcha el Observatorio de la Crisis en el sector hace 12 meses.


Los ERE más flagrantes han sido los de ABC (que ha despedido a casi la mitad de sus trabajadores, 208, y tiene otros 84 en la cuerda floja) y de Grupo Zeta (con 442 empleados menos de los más de 1.000 que tiene en plantilla). En la prensa regional, La Vanguardia (46) y Las Provincias (33) lideran los recortes en personal, aunque otras cabeceras no han podido salvar los muebles: La Tribuna o La Gaceta de Canarias no podrán dar ni un solo titular más. Otros difuntos estaban en plena juventud: Localia, ADN, Citizen K

A medio morir, otros han externalizado gran parte de sus servicios (ABC, El Mundo, Telecinco), han congelado o recortado salarios (Cinco Días) y se han desembarazado de sus colaboradores (EFE).

No sorprende:

1.- La profesión lleva tocada mucho tiempo. El mercado laboral periodístico siempre ha sido (desde que yo lo conozco al menos) muy precario. No menos del 50% de quienes trabajan en medios (no tanto en el sector de la comunicación corporativa) cobran bajo mano y no cotizan a la Seguridad Social, cuando no son becarios de 34 años que se creen afortunados porque alguien les paga por su trabajo.

2.- La gran parte de los medios nacieron y encallaron en el siglo pasado. Los nuevos, no han nacido en el mejor momento. Nadie parece querer escuchar las cada vez más numerosas voces que hablan de una lavada de cara inminente. Entre renovarse o morir, siguen eligiendo morir. Que sí, que estamos en crisis y que es el peor momento. Pero entonces…¿qué se puede perder con el cambio?

“Estimados compañeros, temiendo tener que cruzar pronto a vuestro lado, y aunque nadie habla de vosotros, os recordamos. La I+D+i no llegó a tiempo, la publi sigue mandando, las ideas brillantes han terminado en la papelera y el talento continúa siendo algo inefable en este país. Rogad por nosotros, ya que no tenéis nada mejor que hacer”.

R.I.P.

Anuncios

Written by Desiree Garcia

noviembre 18, 2009 a 10:13 pm

Publicado en Uncategorized

Tagged with ,

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Mi receta para combatir esta situación: Internet, autonomía, diversificación de tareas, conversión al budismo, aceptar lo etéreo de esta profesión del siglo XIX y suerte.

    Tengo que empezar por aplicármelas a mi mismo.

    PS: he mirado lo de las editoriales valencianas… no tengo casi nada digno. ¿Qué tienes en mente? Lo digo por filtrar la búsqueda.

    gorje

    noviembre 19, 2009 at 10:31 am

  2. Suenas a ETT. Nada digno, cualquier cosa que me permita subsistir unos meses (500 euros?). Indigno es que te lleguen ofertas de trabajo que son becas, algunas ni siquiera remuneradas.

    En fin, on aura de la patience…

    Desiree Garcia

    noviembre 19, 2009 at 10:44 am

  3. No! Una ETT nunca diría eso! Una ETT te diría: firma y jódete.

    En cuanto a lo de las editoriales… me refiero a qué tipo de curro.

    gorje

    noviembre 19, 2009 at 11:53 am

  4. Y seguiremos quejándonos y sin hacer nada…
    Se supone que somos el cuarto poder, y ante tanto atropello, seguimos agachando la cabeza y mirando a otro lado.
    Cuando se convocan manifestaciones y no acuden sino cuatro gatos, cuando hay ERES y lo decimos con la boca pequeñita, cuando hay más intrusismo que nunca y nos autoconvencemos de que a nosotros no nos quitarán el puesto de trabajo… algo va muy mal. Y esta situación se alarga demasiado en el tiempo, pero mientras nos quejamos de que nuestra profesión pierde, cada día más, credibilidad, nos apoltronamos en el sillón y pensamos que llegarán tiempos mejores…
    Y por la parte política, seguimos sin demandar lo que merecemos y lo que es la esencia periodística, ningún colegio oficial y acudiendo a ruedas de prensa sin preguntas…
    ¿Qué nos queda para el futuro después de llevar tanto tiempo aguantando el temporal? Nada.

    Tenemos lo que nos merecemos

    noviembre 19, 2009 at 9:12 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: